Debajo de ellos pareciera que no crece nada porque se entra luz, la cual es fundamental para el crecimiento de cualquier vegetación.

Las malezas pueden llegar a crecer entre los árboles que compiten por nutrientes, restándole rendimiento la plantación. Por esa razón, dentro de las prácticas del cultivo se radican.

Los pinos demandan pocos nutrientes para su crecimiento y lo pueden hacer aún en suelos degradados.

Durante la tapa de crecimiento los árboles, Las ramas y hojas que caen, como los raíces que quedan después de la cosecha contribuyen a crear una capa vegetal sobre el terreno.

Si desea tener pastos u otra vegetación debajo de las plantaciones, es necesario aumentar el espacio entre árboles generando así las condiciones necesarias para su crecimiento (EPM, 1983).