Los bosques son fundamentales para la transición hacia la economía verde. Las plantaciones forestales comerciales bien manejadas son un elemento vital en el mix global de la silvicultura.

Los bosques de los que proviene la materia prima son sembrados para este fin y cuentan con certificaciones que avalan su manejo responsable. A diferencia de lo que se cree comúnmente, las empresas papeleras no deforestan; de hecho, son el primer reforestador en el país.

Algunos beneficios de las plantaciones forestales responsables son:

  • Aumento de la superficie de árboles
  • Contribución a la preservación de bosques naturales
  • Control de la erosión
  • Absorción de CO2 (los árboles en periodo de crecimiento (son los que más CO2 absorben)
  • Protección de la biodiversidad
  • Generación de empleo para poblaciones rurales

En Colombia, las plantaciones forestales:

  • Son certificados por terceros independientes
  • NO están sustituyendo los bosques naturales de Colombia
  • Pueden prevenir la degradación y erosión del suelo.
  • Sirven de conectores de bosques naturales y corredores biológicos para la vida silvestre
  • Contribuyen al desarrollo rural

En nuestro país las plantaciones comerciales generalmente están ubicadas en áreas que antes estaban dedicadas a la ganadería. Estas son reforestadas cada vez que se utilizan.

La industria del papel es uno de los muchos usuarios de las plantaciones comerciales de madera, entre los cuales se encuentran también la industria de la construcción y la de biocombustibles. A continuación algunos datos sobre estas plantaciones en Colombia y en el mundo:

Las plantaciones forestales en el mundo ocupan solo el 7 % de la cobertura boscosa total y suministran más de la mitad de la madera en todo el planeta (FAO, 2010).

  • El Modelo de Bosques Vivos del WWF (Living Forest Model, 2012) estima que para el 2050 se necesitarían sembrar alrededor de 250 millones de hectáreas de cultivos nuevos de árboles para todos los usos finales que les da el ser humano, debido al crecimiento del PIB y de la población.
  • Colombia cuenta con 61 millones de hectáreas de bosques naturales y 424 mil hectáreas de plantaciones forestales.
  • La industria forestal para la producción de papel protege 21.000 hectáreas de bosque natural, que además estudia para implementar planes de conservación y mejoramiento de su flora y fauna.
  • En Colombia las plantaciones forestales usadas para la producción de papel y cartón son de pino y eucalipto. El eucalipto tiene una cosecha de siete años y se usa en papeles blancos de imprenta y escritura. El pino tiene una cosecha más larga (14 años en promedio) y es utilizado para papeles de empaque por su alta resistencia
  • En la actualidad la industria forestal en el mundo genera empleo formal para 0,4 % de la población económicamente activa, y se estima que al sumar los empleos informales este alcanza el 1,7 % de la misma población (FAO, La contrribución del sector forestal a las economías nacionales, 1990- 2011, 2014).

De las empresas afiliadas a la Cámara solo una cuenta con plantaciones comerciales propias. El resto de empresas compran a terceros la fibra virgen de madera certificada. Además, usan fibra virgen de bagazo de caña o utilizan una mezcla de esta con material secundario. Tanto las que producen como las que compran fibra virgen cuentan con estrictos estándares de adquisición para garantizar que la fibra provenga de fuentes sostenibles y certificadas, y no de bosques naturales deforestados.