Según varias definiciones se puede hablar de innovación como una variable estratégica que se tiñe bajo los cambios de velocidades de mercado y los cambios en la demanda de sus usuarios. Es sin duda una ventaja competitiva con respecto a los otros modelos de producción similares a él, en este caso a la industria papelera. Una apuesta a la innovación, es una muestra de su capacidad de adaptación y cómo se enfrenta a las nuevas exigencias.

En palabras de la misma directora de la Cámara de la industria de la Pulpa, el Papel y el Cartón de la ANDI, Isabel Cristina Riveros. “Somos una industria que busca la eficiencia”.

Es por esto que cada una de las empresas implicadas en la cadena buscan ser pioneras y líderes en el cambio de ciclos productivos. El carácter de innovación es una apuesta permanente en la evolución de la industria, el rigor tecnológico que se le exigen a los productos de higiene, de imprenta, de embalaje y demás; son cada vez más demandantes. Se puede llegar a pensar que son simples cajas y simples papeles estándar en masiva producción, pero en realidad, cada producto tiene su exigencia tecnológica en particular.

“Un papel higiénico no es simplemente una hoja de papel con un determinado gramaje, tienen una tecnología específica, por ejemplo tiene una mayor suavidad, mayor absorción o cualquier otro tipo de característica incluso el mismo diseño para hacerlo más atractivo a los consumidores o solucionar cualquier necesidad.

Por el lado de los papeles imprenta y escritura se trabajan mayor blancura para que la impresión sea más sencilla, para que el color y la tinta no se absorba, para que sea más amigable con el usuario, etc.

Y finalmente los empaques llevan implícito un proceso tecnológico debido a que están diseñadas para transportar distintos productos, para llegar al consumidor con sus diseños ateniéndose a las necesidades del consumidor. Todo esto es tecnología”. Isabel Cristina Riveros

Y es en esa tecnología en la que se ha venido trabajando, la industria en realidad busca propiciar un afianzamiento en la confianza por parte de los usuarios con cada uno de nuestros productos, responder a las necesidades de los clientes, encontrar otras formas de aprovechamiento para los residuos y promover el reciclaje. Estos sin duda han sido nuestros retos desde ya hace tiempo, y para esto la Cámara cuenta con la colaboración de grandes profesionales – técnicos que colaboran transversalmente con la ANDI en temáticas ambientales.

Es debido a esto que la Cadena de Papel es una industria innovadora que se centra en relaciones sólidas tanto con el personal, los directivos, como con todos los usuarios; que busca captar y satisfacer a plenitud cada una de las necesidades que al transcurrir el tiempo se generan.

Es una industria que reconoce el hecho de que cada proceso es susceptible a mejoras y entiende además que la flexibilización del sistema es importante, radicada en la integración de ordenadores, personal, técnicos y maquinaria reduciendo a su vez un uso de recursos y aumentando calidad en materia productiva.

Fuentes

Informe de Sostenibilidad de la Industria de la CPPC – Podcast