Por supuesto que lo somos. Más de lo que te imaginas.

Las empresas de la industria de pulpa, papel y cartón en Colombia conciben la sostenibilidad como un elemento inherente a la estrategia de negocio, indispensable para su crecimiento y su permanencia en el tiempo.

El contexto global en el que nos desenvolvemos, la dependencia de recursos naturales y reciclados y las altas expectativas de los grupos de interés han llevado a esta industria a tener una visión de largo plazo y a buscar permanentemente mejores prácticas de gestión en todos los ejes del negocio.

El sector papelero le aporta mucho al país: genera empleo de calidad, moviliza la economía, promueve el reciclaje y se ha preocupado por ajustar su operación a las exigencias sociales, ambientales y económicas que plantea su entorno.

No hay muchas industrias que puedan aspirar a ser genuinamente sostenibles. La industria del papel, sin embargo, es una de ellas. Es inherentemente sostenible (Jonathan Porrit, 2013)

Un ciclo de vida sostenible.

La sostenibilidad es parte integral del proceso de producción y del ciclo de vida del papel. Por ello se puede afirmar que la industria papelera es sostenible por naturaleza. En Colombia, la producción de pulpa y papel no solo parte de recursos renovables, reciclables y biodegradables, sino que, mediante un ciclo de vida cerrado, recupera cantidades importantes de papel posconsumo y las reintegra como materias primas al ciclo productivo. Esta industria es líder en reciclaje y le apunta a seguir desarrollándolo en Colombia.

Es evidente que el futuro de esta industria depende de la disponibilidad de material reciclado y de fibra virgen producida de manera sostenible. Por eso, los esfuerzos del día a día se enfocan en fortalecer la cadena de suministro a partir del cumplimiento de estándares de excelencia y responsabilidad.

Ciclo de vida del papel.

La industria ha adoptado iniciativas para gestionar el impacto am- biental generado por el ejercicio de la actividad productiva a lo largo del ciclo de vida del papel:

  • Implementa y verifica la aplicación de prácticas de manejo forestal responsable.
  • Garantiza prácticas ambientales responsables durante el diseño y la producción
  • Diseña productos que optimizan el uso de materiales y se adaptan para satisfacer las necesidades del consumidor a la vez que reducen el impacto ambiental de su disposición final.
  • Asegura una logística eficiente.
  • Reintegra como materia prima los residuos recolectados al final del ciclo productivo.

Asimismo, las empresas papeleras se preocupan por entender y gestionar los impactos generados en los grupos de interés a lo lar- go de la cadena de valor. Por ello se mide y reporta el desempeño social y ambiental como punto de partida para la colaboración y el debate abierto.

Además, cada una de las empresas productoras de pulpa, papel y cartón es consciente de que, pese a todos los esfuerzos, hay un largo camino por recorrer. Es por eso que continúan trabajando incansablemente: formando personal, invirtiendo en tecnología, ajustando los procesos e innovando permanentemente para brindar mayor valor a los clientes y consumidores, mejorar la eficiencia y minimizar los impactos ambientales negativos de la op

Como industria nacional, tenemos presente la importancia de la labor desarrollada, por lo que nos hemos comprometido a ofrecer productos de óptima calidad, basados en el principio de respeto a la sociedad y al medio ambiente.