Familia, conocido por ser un grupo empresarial que genera bienestar y salud a través de soluciones de cuidado, higiene y aseo está generando una promoción del reciclaje como práctica ambiental con impacto social. En la que pueda verse el reciclaje como una práctica integral desde todos los ámbitos de la productividad de una empresa: social, económica y ambiental.

Es entonces cuando la  Fundación Grupo Familia, en su tarea de contribuir a la superación de brechas donde la vulnerabilidad y el desequilibrio en las oportunidades son la constante. Decidió apoyar a los recicladores de oficio que como experiencia ejemplar, surge bajo la sombrilla de grandes esfuerzos, y que aunque se encuentra en proceso de perfeccionamiento e implementación, bien puede ser un punto de referencia para el análisis y la réplica para la comunidad en general.

El problema inicial radica en el contexto latinoamericano,  donde los recicladores están en la calle recogiendo lo que tradicionalmente llamamos “basura” que además inconscientemente hace que para los demás esta labor se reduzca la más insana y sobrevalorada expresión; y es allí  donde nace el potencial de desarrollo de la cadena y de impacto a nivel social. Colombia por ejemplo es uno de los paises que mas se destaca por tener organizaciones de recicladores; según estudios,  Colombia a la fecha consta de 23 grupos de recicladores en ciudades y 9 grupos ambientales en el área rural formada por aproximadamente 280.000 personas de los cuales un 66% obtiene un ingreso mensual de entre 1 y 1,5 salario mínimo legal vigente. Considerando estas cifras, Familia reconoce la labor de cada uno de estos personajes que usan el reciclaje como sustento económico  y entra a participar con ellos en una coalición de labores productivas.

Los recicladores son socios estratégicos del sector, y por esta razón las empresas les brindan apoyo social y empresarial para facilitar su participación en la cadena y mejorar sus condiciones de trabajo. Es así que organizaciones como Grupo Familia desde 1996 a través de su fundación, brinda acompañamiento efectivo a las comunidades más vulnerables como parte de una gestión social pensada para aportar al desarrollo. ¿Cómo? Muy sencillo,  teniendo un proceso productivo estable, formalizando esto en cada ciudad y finalmente construyendo un sistema de recolección de residuos en lo rural. Sumado esto, el trabajo con las Bibliotecas Populares, un ejercicio de la compañía que tiene ya 20 años de trayectoria,  que busca educar para la vida y promover la cultura como escenario de nuevas posibilidades de construcción laboral.

El reto ahora es implementar medidas reparadoras, inclusivas, participativas y exigentes para liderar un recorrido que apenas comienza, pero que nos muestra ganancias prometedoras, como lo que se ha podido observar en la zona de Cundinamarca y otras regiones del país. Es por esto que la Cadena de Papel le dedicó un podcast (pieza de audio online) en la que junto con Mabel Sánchez, representante del Grupo Familia nos habló del acompañamiento efectivo que se viene trabajando con las comunidades más vulnerables del país como parte de su gestión social; hablando más específicamente sobre la dignificación de los recicladores y sus familias.

 

Fuentes:

Informe de Sosteniblidad 2017 CDPPYC

Investigación Grupo Familia– Promoción del reciclaje como una práctica ambiental con impacto social

Podcast Grupo Familia: Lo importante que son nuestros recicladores.